Preguntas frecuentes

Entregué 40.000 € a una promotora para la compra de una vivienda que nunca se construyó ¿Puedo recuperar mi dinero?

Sí puede. Su derecho a la devolución de los aportado más los intereses legales está protegido por la Ley 57/68, debiendo reclamar al banco donde efectuó los ingresos a favor de la promotora.

Son muchas las Sentencias resueltas favorablemente para el consumidor.

Hemos conseguido que El Tribunal Supremo  vuelva a ponerse del lado de los consumidores que aportaron dinero para sus futuras viviendas y que, ahora, ni tienen sus casas ni pueden recuperar las cantidades que invirtieron a tal fin. El Supremo lo tiene claro, y así lo hace constar en su auto. Cuando una promotora abre una cuenta corriente en una entidad financiera en la que se ingresan las cantidades entregadas a cuenta o anticipadas para la compra de una futura vivienda, la ley exige la contratación de un seguro o un aval bancario que garantice la devolución de esas cantidades en caso de que la vivienda no se entregue a tiempo o no llegue a construirse.

No hace falta estar en posesión de un título de aval o tener un seguro de caución, tanto la Ley como los Tribunales protegen al particular y HOY ES POSIBLE RECUPERAR TU DINERO.

Esta sentencia confirma el criterio aplicado por la Audiencia Provincial de Burgos, novedoso en toda España, que daba la razón a nuestros abogados Julio César Arnaiz y Susana Santamaría, donde defendían a 30 afectados que habían perdido sus ahorros aportados para la compra de una vivienda.

Grupo Lawyer ha conseguido recuperar el dinero de más de 1000 afectados creando jurisprudencia en la Audiencia Provincial de Burgos y en el Tribunal Supremo

Soy Cooperativista y entregué 40.000 € para la compra de una vivienda que nunca se construyó ¿Puedo recuperar mi dinero?

Sí puede. Su derecho a la devolución de los aportado más los intereses legales está protegido por la Ley 57/68, debiendo reclamar al banco donde efectuó los ingresos a favor de la promotora.

Hasta ahora, muchos de los que habían invertido sus ahorros en la compra de una vivienda que nunca llegaron a disfrutar, creían que no había más que hacer, que lo habían perdido todo y que lo único que podían recuperar eran las fuerzas para poder iniciar un nuevo proyecto.

Si estuvo aportando dinero como cooperativista para adquirir su vivienda y ésta nunca se construyó y tampoco le han devuelto las cantidades que aportó, no debe perder la esperanza en recuperar su inversión.

Desde 2009, cuando interpusimos nuestra primera demanda, hemos podido comprobar como, por parte de Juzgados y Tribunales, se ha cerrado el círculo de la protección hacia el comprador, siendo numerosas las sentencias que protegen al adquiriente de vivienda, cuando ni promotor ni banco han cumplido la Ley.

No hace falta estar en posesión de un título de aval o tener un seguro de caución, tanto la Lay como los Tribunales protegen al particular y HOY ES POSIBLE RECUPERAR TU DINERO.

“No tires la toalla. Nada ha acabado hasta que tú dices que ha acabado.”

Grupo Lawyer ha conseguido recuperar el dinero de más de 600 cooperativistas creando jurisprudencia en la Audiencia Provincial de Burgos y en el Tribunal Supremo

¿Qué plazo tengo para reclamar mi dinero?

El Tribunal Supremo ha establecido un plazo de prescripción de los hechos de 15 años, es decir, cuentas con 15 años para poder demandar al banco donde entregaste las cantidades.

Son decenas de miles los cooperativas y particulares de viviendas, sin seguro ni aval, que han perdido su dinero y lo han dado ya por perdido definitivamente porque no conocen esta línea de actuación que nosotros iniciamos hace ya años.

Inicia el proceso de recuperación de tu dinero con GRUPO LAWYER

¿Cuánto dinero de lo que entregué puedo recuperar?

El que contempla la Ley: “Todo lo anticipado más los intereses legales a contar desde la fecha de cada ingreso hasta la fecha de recuperación “.

.

¿Qué debo hacer?

Recopile y envíenos copia de la siguiente documentación: Contrato firmado y justificantes de ingreso de los pagos anticipados.

 Estudiaremos su caso concreto sin coste alguno y sin compromiso.